Palos de golf, historia y evolución

Sharing is caring!

Hablar de los palos de golf es adentrarse en los orígenes más profundos de este deporte, ya que en realidad es la propia historia del golf en sí. Sin la existencia de este elemento, básicamente no se podría jugar, por la sencilla razón de que es la base de todo. 

Es lo primero que se necesita para jugar a golf. Sin su existencia, jamás hubiéramos disfrutado de aquellos momentos en que los golfistas han mostrado sus obras maestras con golpes a la bola espectaculares. Tampoco hubiéramos experimentado esas emociones incandescentes que nos ha hecho sentir esos golfistas cuando han llorado o se han alegrado. Cierto es que el golf es pasión, dedicación y conexión. Y todos estos elementos se unen para que tanto el golfista como los espectadores que están en esos instantes, vivan momentos únicos y gloriosos.

Por eso es tan importante conocer la historia de los palos del golf. Para conocer su evolución, sus cambios estéticos y la funcionalidad que han ido aportando a todos los golfistas durante todo este tiempo.

Así que te invito a que conozcas la historia de los palos del golf, que en realidad es la misma del propio deporte en sí.

Orígenes de los palos de golf

Los orígenes de los palos de golf y del propio deporte en sí es todo un enigma. Aunque es cierto que existe una teoría establecida. Según esta teoría, este deporte se originó en Escocia sobre el siglo XV. Se conocen estos datos porque en dos actas del Parlamento Escocés hubieron dos menciones, cuyo estos registros serían los originarios de todo.

Teorías que provocan diversidad de opiniones

Pero también existe otra teoría que ha provocado la diversidad de opinión entre los expertos de la historia del golf: hay indicios de que un juego muy semejante al golf se estaba jugando en Holanda hacia el año 1297. Su primer registro de este «estilo de golf» fue el día 26 de febrero, en un municipio llamado Loenen aan de Vecht.

Según esta misma teoría, los holandeses jugaban al «golf primitivo» porque practicaban con un palo y una bola de cuero. Aunque nunca se descubrió si la meta consistía en meter esa bola en un hoyo. Simplemente los registros indican que las reglas del juego consistía en golpear la bola a distancias muy lejanas y quien hiciera menos golpes ganaba la partida.

Es importante destacar que gracias a esta teoría, se descubrió más adelante, que el golf que conocemos como «golf prehistórico», no fue originario en Holanda, sino en China.

De hecho, el propio país chino está intentando por todos los medios promover este acontecimiento cultural a la vida de sus ciudadanos, por la sencilla razón de que ellos supuestamente fueron los originarios de este magnífico deporte. Y en realidad esta teoría tiene mucha forma porque a lo largo de la historia existieron registros de jugadores chinos que han sido catalogados como «golfistas célebres».

La teoría que tiene más relevancia

No obstante, pese a que todas estas hipótesis tiene mucho peso en oro, a día de hoy, la teoría que tiene más relevancia actualmente es que los orígenes del golf conocido fue en Escocia por los registros encontrados del siglo XV. Aunque también dentro de la misma existen contradicciones y otras hipótesis interesantes a desvelar.

Según algunos investigadores, los primeros registros encontrados en el siglo XV donde se menciona el golf por primera vez, pueden ser datos erróneos porque puede haber una confusión entre el golf y el hurling o shinty, juegos similares al golf pero con más parentesco al hockey de hierba. Además, en aquella época estaba prohibido jugar este deporte.

Los expertos en historia del golf,  aseguran que los registros que legitiman el golf actual fue en el siglo XVII en los Países Bajos. Lugar donde en teoría se originó todo, por la sencilla razón de que allí se encontraron documentos donde se explicaba claramente que las reglas consistía en tener un palo de golf con la intención de introducirlo a un hoyo. Y aquella persona que consiguiera hacerlo con menos golpes sería el ganador.

En realidad todas las teorías están relacionadas entre sí. El único problema que hay es adecuar todos los tiempos históricos para hacer una teoría segura y firme.

Los palos de golf primitivos

Los palos de golf más primitivos fueron creados en base a la madera que había en su entorno. No existía unos parámetros establecidos en esa época porque aún el deporte estaba en fase de expansión, aprendizaje y de conocimiento.

No obstante, los palos de golf primitivos o también conocidos como palos Long nose, son considerados como tal hasta el año 1870 aproximadamente. Principalmente porque a posteriori se comenzó toda una revolución y se empezó a utilizar otro tipo de materiales.

Uno de los motivos de los cuales empezaron a utilizar otros materiales para la creación de palos de golf, es porque descubrieron que para cada situación, beneficiaba un material u otro. Que a su vez, ayudó a perfeccionar las técnicas del golpe a la bola para dirigirlo hacia el hoyo de una forma más sencilla y eficaz. Ya te lo contaba en el artículo de ¿estás preparado para jugar al golf?

Tipos de palos de golf de madera antiguas

Anteriormente ya hemos hablado que en cada lugar utilizaban un tipo de madera diferente. Por ello, es preciso conocer cuáles eran para poder culturizarnos un poco más sobre este deporte tan pasional.

Brassie

Brassie sería una madera 2 o 3 similar a la actual. Tenía un rango entre 16º- 22º. Y se le puede considerar como una de las piezas claves de las antiguas bolsas de palos.

Es importante destacar que la madera Brassie tenía añadida una parte de metal que mejoraba los golpes a la bola en calle, aportando unos movimientos más perfeccionados.

Drivers

Han existido varios modelos «Drivers». Entre los más comunes, tenían varillas de 40-45 pulgadas y la cara de los palos Drivers tenían 7º-13º. Los drivers tenía un tamaño similar a los palos 3 y 5 actuales.

Spoon

Las Spoon eran muy similares a las Brassie, con la diferencia de que su cabeza era cóncava y su madera era la 3 o 4 actual.

Bulldog

El Bulldog ha sido el tipo de palo de golf menos utilizado en la época antigua. Tenía una base metálica de 18º- 24º. Era redondeada y su cabeza era compacta. Básicamente se creó para facilitar los golpes en momentos muy difíciles.

Tipos de Palos de golf modernos

Los palos de golf denominados como modernos se les consideró a partir del año 1870. Aunque no fue hasta el siglo XX cuando hubo una gran revolución. En ese momento se empezó a utilizar otro tipo de material con más protagonismo que no fuera la madera como por ejemplo el hierro.

Para ello, vamos a ver algunos ejemplos para que conozcas sus nombres y te familiarices con ellos.

Mashie

El Mashie es uno de los palos de hierro que más se ha utilizado en sus inicios. De hecho, durante muchos años, muchos golfistas llevaban hasta dos palos Mashie para perfeccionar sus golpes y tener una victoria más asegurada.

La Mashie equivaldría a un palo 6 de la actualidad y tenía una longitud aproximada de 27º- 32º.

Mashie-Niblick

El primer diseño de los palos Mashie-Niblick fue registrado en el año 1903. Fue uno de los palos de golf mejores considerados para aprochar y chipear.

Durante un largo período de tiempo se hizo varios modelos y tenía unas longitudes de 40º- 50º, similares a los palos 8 y 9 de la actualidad.

Mid-Iron

El Mid-Iron fue originario del año 1890 pero no mejoraron sus prestaciones hasta el siglo XX, cuyo caso se le podría considerar como los primeros palos de golf de la época moderna. La función principal del palo Mid-Iron era de realizar golpes a media distancia y con un vuelo bajo.

Este tipo de palo equivaldría a los palos de hierro 4 actual y tenía una longitud de 23º-29º.

Fuente: Nano Font Pro