El punto dulce

Sharing is caring!

Punto Dulce, en definición técnica diríamos que se trata de el área de la cara del palo desde donde la bola puede ser lanzada con el ángulo ideal y con el efecto perfecto. Es decir, es el “punto clave” para el impacto, de tal forma que si conseguimos golpear con él a la bola, estaremos asegurando nuestra mejor distancia y precisión.

La superficie de la cara de cualquier palo no es igual por completo, puede cambiar de una zona a otra, lo que provoca que los golpes realizados por una misma persona con un mismo palo y en la misma situación, puedan tener resultados distintos: basta con que el impacto se produzca tan solo unos milímetros más arriba o más abajo…

Actualmente todos sabemos más o menos dónde se encuentra el punto dulce de nuestro driver, pero ¿sabemos qué hay que hacer para golpear en él? Puede que te hayas planteado esta cuestión alguna vez. Y es que en ocasiones resulta muy complicado saberlo, puesto que la tecnología actual es capaz de disimular perfectamente los contactos descentrados.

Para empezar necesitamos saber dónde estamos golpeando a la bola, ya que para poder solucionar un problema (si lo hay) primero hay que ver donde se encuentra y en este caso lo primero será saber con qué parte de la cara del palo está golpeando. Por eso, para saber si estás golpeando en el centro, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes puntos:

  • Podrás ver el punto con el que impacta en la bola si pegas un trozo de cinta adhesiva (de color, no blanca) en la cara de sus palos. La bola dejará una marca sobre la cinta, que le marcará de forma clara el punto de la cara con el que está impactando.
  • Otra opción es impregnar la cara del palo con pintura tipo Sur-Swing, una pintura que no daña el palo pero que dejará una clara marca del lugar donde ha impactado a la bola. Esta pintura no es permanente y podrás retirarla con facilidad. Y, por supuesto, sospecha siempre que compruebes que la distancia alcanzada es cada vez menor, independientemente de la calidad del palo que utilices.

Una vez que puede saber dónde está golpeando, lo único que te queda es practicar, practicar y practicar. Para muchos el conseguir un swing correcto que se repita de manera casi “inconsciente” es sólo cuestión de horas de práctica y eso es lo que deberás hacer. Analiza dónde estás pegando en cada momento y si el golpe se aprecia de forma borrosa en cualquiera de los métodos antes comentados, será porque el impacto no es lo suficientemente sólido.

Fuente: a-alvarez