1. Visión

La inversión en terrenos se hace a mediano plazo. La ubicación de estos lotes de inversión es la principal causa de ello, un terreno de este tipo no se encuentra inmerso en la mancha urbana, sino que está en una zona cercana y estratégica a la que se dirige el desarrollo de la ciudad. Dicho de otra forma, se encuentran ligeramente apartados de la ciudad, haciendo su precio mucho más bajo y, consecuentemente, el incremento de su valor mucho mayor. Sin embargo, para que esto suceda debes de dejar que el tiempo transcurra, mientras tanto le podrás dar algún otro uso.

2. Mantenimiento

Como mencionamos en el punto anterior, la inversión en terrenos se debe de pensar como una inversión a mediano plazo. De esta forma, mientras conseguimos que nuestro lote se vuelva rentable, debemos de mantenerlo en condiciones optimas, la buena noticia es que, por las características de los lotes de inversión, la cantidad de dinero que se requerirá destinar al mantenimiento es muy baja.

3. Seguridad

La primera y más evidente de las ventajas es la seguridad que viene con la compra de un terreno. Al tener un bien tienes la certeza de que no perderá su valor de la noche a la mañana, te despoje de tu capital y te quedes sin nada, como si sucede con otro tipo de inversiones. Incluso sin ser tan extremistas, en el mundo de las inversiones se corren grandes riesgos y tener un terreno disipa muchos de ellos.