Como mencionamos en el punto anterior, la inversión en terrenos se debe de pensar como una inversión a mediano plazo. De esta forma, mientras conseguimos que nuestro lote se vuelva rentable, debemos de mantenerlo en condiciones optimas, la buena noticia es que, por las características de los lotes de inversión, la cantidad de dinero que se requerirá destinar al mantenimiento es muy baja.